Respuesta de Nueva Zelanda a la pandemia del 2009

Added April 28, 2020

Citation: Wilson N, Summers J, Baker M. The 2009 influenza pandemic: a review of the strengths and weaknesses of the health sector response in New Zealand. New Zealand Medical Journal 2012; 125: 54-6

¿Qué es esto? La comprensión de las lecciones aprendidas de pandemias anteriores (como la pandemia de gripe (H1N1) 2009) puede ayudar en la respuesta a la pandemia COVID-19.

En esta revisión sistemática, los autores buscaron artículos de investigación e información en los sitios web de los organismos gubernamentales que se publicaron entre el 1 de abril del 2009 y el 20 de mayo de 2012 e informaron sobre la respuesta del sector de la salud de Nueva Zelanda a la pandemia de gripe (H1N1) del 2009. Incluían 38 documentos en los que se informaba de las repercusiones en Nueva Zelanda, donde se hospitalizó a 1.122 personas con gripe pandémica como diagnóstico primario, 102 fueron tratadas en una unidad de cuidados intensivos y se calcula que hubo 49 muertes atribuidas a la pandemia.

Lo que se encontró: Los puntos fuertes específicos identificados fueron que el sector de la salud en Nueva Zelanda había invertido un esfuerzo considerable en las medidas iniciales de contención con la identificación de los casos, el aislamiento, la localización de los contactos y el suministro de antivirales.

Aunque el impacto de los mensajes y la información sobre la salud pública no estaba claro, durante la pandemia se redujeron las consultas de atención primaria para otras enfermedades.

Las prácticas de higiene de las manos mejoraron, aunque la higiene respiratoria observada fue bastante deficiente durante la pandemia.

Se identificaron algunas debilidades probables, entre ellas la relativa falta de un examen detallado de la respuesta de la epidemiología y el sector de la salud, estudios analíticos sofisticados para identificar los factores de riesgo y la evaluación de los mensajes de protección de la salud utilizados en las campañas y en los comunicados de prensa de las autoridades sanitarias.

 

Exención de responsabilidad: Este resumen ha sido elaborado por el personal y los voluntarios de Evidence Aid, a fin de hacer accesible el contenido del documento original para los responsables de la toma de decisiones que están en busca de pruebas disponibles del coronavirus (COVID-19), pero que quizás en un principio no dispongan del tiempo para leer el informe original completo. Con este resumen no se pretende sustituir los consejos médicos de los facultativos, trabajadores sanitarios, asociaciones profesionales, elaboradores de directrices o gobiernos nacionales y organismos internacionales. Si los lectores de este resumen piensan que las pruebas que se presentan en el mismo son relevantes en su toma de decisiones, deberán remitirse al contenido y los detalles del artículo original y a las recomendaciones y consejos que ofrecen otras fuentes expertas, antes de tomar decisiones. Evidence Aid no se hace responsable de ninguna decisión tomada en relación con el coronavirus (COVID-19) basada solamente en este resumen

Share