La ventilación con presión positiva no invasiva puede ayudar a los pacientes a desconectarse del ventilador mecánico

Added March 23, 2020

Citation: Burns KE A, Meade M O, Premji A, Adhikari NKJ. Noninvasive positive-pressure ventilation as a weaning strategy for intubated adults with respiratory failure. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013; (12): CD004127

¿Qué es esto? Algunos pacientes con COVID-19 desarrollarán una insuficiencia respiratoria y necesitarán asistencia para respirar. Esta podría ser proporcionada con ventilación mecánica (VM) en una unidad de cuidados intensivos (UCI), pero puede provocar complicaciones. La ventilación con presión positiva no invasiva (VPPNI) (como una máscara conectada a un ventilador con presión positiva) se utiliza para intentar reducir estas complicaciones al ayudar a los pacientes a desconectarse de la VM.

En esta revisión sistemática de Cochrane, los autores buscaron ensayos aleatorios o cuasialeatorios que compararan la extubación precoz con la aplicación immediata de VPPNI versus la desconexión de la ventilación con presión positiva invasiva (VPPI) en pacientes adultos con insuficiencia respiratoria. La búsqueda no estuvo limitada por el idioma de publicación y se condujo en mayo de 2013.  Identificaron 15 ensayos aleatorios y 1 cuasialeatorios (total: 994 participantes). Dos tercios de los participantes incluidos presentaban insuficiencia respiratoria provocada por la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Qué funciona: VPPNI parece disminuir la mortalidad, el fallo en la desconexión, neumonia, la duración de la permanencia en la UCI y en el hospital, la duración total de la ventilación y las tasas de traqueotomía y reintubación, en comparación con la ventilación con presión positiva invasiva. Sin embargo, estos hallazgos provienen principalmente de ensayos en pacientes con EPOC

Lo que no funciona: Sin notas.

De lo que no se tiene certeza: Sin notas.

 

Exención de responsabilidad: Este resumen ha sido elaborado por el personal y los voluntarios de Evidence Aid, a fin de hacer accesible el contenido del documento original para los responsables de la toma de decisiones que están en busca de pruebas disponibles del coronavirus (COVID-19), pero que quizás en un principio no dispongan del tiempo para leer el informe original completo. Con este resumen no se pretende sustituir los consejos médicos de los facultativos, trabajadores sanitarios, asociaciones profesionales, elaboradores de directrices o gobiernos nacionales y organismos internacionales. Si los lectores de este resumen piensan que las pruebas que se presentan en el mismo son relevantes en su toma de decisiones, deberán remitirse al contenido y los detalles del artículo original y a las recomendaciones y consejos que ofrecen otras fuentes expertas, antes de tomar decisiones. Evidence Aid no se hace responsable de ninguna decisión tomada en relación con el coronavirus (COVID-19) basada solamente en este resumen.

Share