Equipo de protección personal para proteger al personal sanitario contra las enfermedades altamente infecciosas

Added April 22, 2020

Citation: Verbeek JH, Rajamaki B, Ijaz S, et al. Personal protective equipment for preventing highly infectious diseases due to exposure to contaminated body fluids in healthcare staff. Cochrane Database of Systematic Reviews 2020; (4): CD011621

¿Qué es esto? Distintos tipos de equipos de protección personal (EPP) se utilizan para tratar de proteger al personal sanitario contra la infección con la COVID-19.

En esta revisión sistemática de Cochrane, los autores buscaron estudios sobre los efectos de los distintos tipos de EPP, las formas de colocarlo y retirarlo y cómo capacitar a los trabajadores para que cumplan las orientaciones sobre su uso. No restringieron por fecha, tipo o idioma de publicación e hicieron sus búsquedas en marzo de 2020. Identificaron catorce ensayos aleatorios, uno cuasialeatorio y nueve no aleatorios (total: 2278 participantes).

Lo que funciona: el uso de un respirador purificador de aire motorizado puede proteger más que una mascarilla N95 y una bata, pero es más difícil de colocarse.

Las batas largas pueden proteger más contra la contaminación que los monos y son más fáciles de retirar; las batas pueden proteger más contra la contaminación que los delantales.

Los EPP hechos de un material más transpirable pueden llevar a cantidades similares de manchas en el tronco en comparación con un material más repelente al agua, pero pueden proporcionar una mayor satisfacción del usuario.

Otras intervenciones que pueden reducir la contaminación incluyen: una combinación de bata y guantes sellados, una bata que se ajuste mejor alrededor del cuello, las muñecas y las manos, una mejor cobertura del punto de contacto entre la bata y la muñeca, pestañas de sujeción para facilitar el retiro de las mascarillas o los guantes, seguir las instrucciones de retiro de los EPP recomendadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCPE), la eliminación de los guantes y la bata en un solo paso, el uso de doble guante en lugar de uno solo, así como las instrucciones orales y la desinfección adicional de los guantes con amonio cuaternario o lejía al retirar los PPE.

Para la capacitación: el uso adicional de la simulación por ordenador, las videoconferencias sobre la forma de colocación de los EPP y las instrucciones cara a cara pueden ser más efectivas que solo proporcionar carpetas o vídeos.

Lo que no funciona : Nada que señalar.

Lo que es incierto: no hay suficientes pruebas acerca de los efectos a largo plazo de los métodos de capacitación.

 

Exención de responsabilidad: Este resumen ha sido elaborado por el personal y los voluntarios de Evidence Aid, a fin de hacer accesible el contenido del documento original para los responsables de la toma de decisiones que están en busca de pruebas disponibles del coronavirus (COVID-19), pero que quizás en un principio no dispongan del tiempo para leer el informe original completo. Con este resumen no se pretende sustituir los consejos médicos de los facultativos, trabajadores sanitarios, asociaciones profesionales, elaboradores de directrices o gobiernos nacionales y organismos internacionales. Si los lectores de este resumen piensan que las pruebas que se presentan en el mismo son relevantes en su toma de decisiones, deberán remitirse al contenido y los detalles del artículo original y a las recomendaciones y consejos que ofrecen otras fuentes expertas, antes de tomar decisiones. Evidence Aid no se hace responsable de ninguna decisión tomada en relación con el coronavirus (COVID-19) basada solamente en este resumen.

Share